Francisca Valenzuela


Privilegiados fuimos de estar con ella: Francisca Valenzuela
La considerada “Princesa del Rock Chileno” estuvo con Desubicados.tv durante una mañana soleada de Madrid.
Tuvimos el placer de grabar la sesión en una magnífica casa del Barrio de Alonso Martínez de una pareja amiga nuestra (Muchas Gracias Dani y Olga!).
Quizás fue el mejor desayuno que podíamos tener desde hacía mucho tiempo.
Francisca puso toda la cafeína necesaria para que Madrid se enterara de quién es ella.
Una cantante, escritora, instrumentista y compositora que encandila no sólo por su voz, sino por su gracia, vitalidad, fuerza y madurez (a pesar de su juventud).
Es algo innegable decir que sus temas desprenden acidez, inteligencia y ritmo a raudales. Así lo comprobamos y lo volveríamos a hacer una y otra vez.
Su cercanía fue más que agradecida por nosotros y en consecuencia toda la sesión fue como la seda.
Nos deleitó con el tema Buen Soldado que también da nombre a su impecable disco y todos los que estábamos allí nos contagiamos en seguida de su talento, originalidad y la gama de colores que desprendía su voz y su exquisita vestimenta.
No queríamos que se acabara la mañana pero el “tiempo” es férreo en sus agujas.
Tras la sesión no comimos. No lo necesitamos. Y es que no queríamos suplantar los sabores de ese desayuno tan delicatessen pero carente de “divismos” que tanto abundan por el mundo.
En mi opinión, no es la Princesa. Sino la Reina del Rock Chileno y de demás partes del mundo.
Darle el tiempo justo y vereis que no soy exagerada o “alaraca” como dicen los chilenos!

Escrito por: María Del Río

Francisca Valenzuela
Realización, Fotografía y Edición: Juan Aragonés Op. Cámara: One Dragones y Adrián Aragonés. Sonido: Bendito Sonido. Fotofija: One Dragones.
Una producción de María Del Río para DESUBICADOS.TV.
Localización: Casa Dani y Olga, El Marquesado. Madrid, Junio 2012.
Esta entrada fue publicada en Artista. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Francisca Valenzuela

  1. chamo dice:

    Me he enamorado. Que me perdona mi señora. Guau.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*