Ken Stringfellow


Ken Stringfellow nació en Hollywood en el año 1968. Predestinado a ser uno de los músicos más prolíficos que ha dado el nuevo Rock americano, el californiano ha creado su historia desde que en 1986 formase junto a Jon Auer la banda The Posies, hasta su último proyecto a día de hoy con los noruegos The Disciplines. Entre estos dos proyectos Strigfellow ha dado varias vueltas al mundo tocando con eminencias como Big Star y R.E.M. o con bandas minoritarias como The Minus 5, colaborando en Argentina con Superratones, grabando en el estudio de Paco Loco y así un no parar. No hace ascos a las colaboraciones de las que se siente verdaderamente orgulloso. Además tiene un enlace algo especial con este país, donde se siente muy respaldado y donde además de él, todos los Posies han colaborado con bandas como Parkinson D.C. o Gallygows.
Con aire de jovenzuelo tímido llegó Ken a La Realidad (que es una cafetería de Malasaña) y desenfundó su guitarra para deleitar en directo al personal presente en el bar (que no lo esperaba) con dos temas de su último proyecto con The Disciplines (sello discográfico Nackedman Recording, 2011). El proyecto más alejado a sus composiciones habituales pop y armonía vocal. Con los noruegos hace Rock algo anfetamínico de canciones más bien cortas, y por primera vez es un frontman puro y duro. Es un registro totalmente diferente. Nada intimista como en sus cuatro discos en solitario, ni power pop como en The Posies. Sus momentos Disciplines están más cerca de Hellacopters que de Teenage Fanclub (por citar dos ejemplos). Pero para Desubicados TV tenía que deleitarnos con su estilo y así dejar la esencia “Big Star” en los dos temas que ha grabado para nosotros. Some Kind of Sickness y Take of that halo.
La mayoría de la gente que tomaba una consumición tranquilamente en el bar, no imaginaba que ese señor de uñas pintadas de negro había tocado las teclas durante una buena temporada junto a Michael Stipe. Y menos podían pensar que se lanzaría con un par de sus temas de The Disciplines y amenizaría una tarde de viernes. Para calentar y afinar entonó algo de The Posies y Alex Chilton. He de reconocer que me habría encantado haber tenido más tiempo y menos vergüenza para pedirle tocar Reveal love de Saltine. (mi canción favorita, que no la mejor, de todas las que ha cantado Stringfellow)
Con simpatía y timidez, sentado en un escalón tocando la guitarra yo esperaba que se arrancase con sus típicos saltos y escupitajos, pero no, no tocaba había que deleitar a la gente que no esperaba ver desubicado a Stringfellow. Eso sí, lo hizo todo fácil y se veía disfrutar con tan solo la guitarra y la poca parroquia improvisada que estaba ante él. Hay que pensar que este artista toca igual ante un estadio lleno de gente coreando The one I love que ante las 25 personas que asistieron hace un par de años a Moby Dick. Respeto al escenario. Eso lo hace gigante.
Hay veces que es tan difícil hablar de música ante un artista así, por eso lo mejor que se me ocurre es decir su nombre y ponernos a investigar Ken Stringfellow.

Escrito por: Antonio Juarez (Tiet)

La Trinchera Comunicación

Ken Stringfellow
Realización, Fotografía y Edición: Juan Aragonés Op. Cámara: One Dragones y Karlos Sanz. Sonido: David Gonzalez. Fotofija: Karlos Sanz, Addiciones Mag
Una producción de DESUBICADOS.TV.
Localización: La Realidad. Madrid, Mayo de 2011.
Esta entrada fue publicada en Artista. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*